sábado, 10 de octubre de 2009

Las cópulas japonesas

Hoy voy a hacer otro pequeño (o gran) cambio de tema para hablar un poco sobre el idioma japonés. Lo estoy estudiando en mis ratos libres y la verdad es que, por ahora, me está gustando.

Unos de mis mayores calentamientos de cabeza ha sido la cópula. La cópula es similar al verbo "ser" cuando se usa en frases atributivas del tipo "yo soy grande" o "el disco es amarillo".

La cópula japonesa tiene una conjugación (o mejor dicho, declinación porque no se considera verbo) bastante irregular. Se puede ver en las páginas de Tae Kim, en Matsu Kaze o en esta magnífica página de Collin McCulley.

En el siguiente diagrama resumo todo lo que (creo) haber descubierto.



Ahora queda explicarlo: Analizando cómo se obtienen las distintas declinaciones llego a las siguientes conclusiones (que pueden ser incorrectas pero tienen toda la pinta de ser buenas).

  1. La cópula es realmente la partícula で (de) seguida del verbo ある (aru=ser). Es decir, que realmente es el verbo ser aunque no lo parezca debido a los metaplasmos que han ocurrido hasta el japonés moderno. Veamos esas transformaciones.
  2. Se realizan contracciones y abreviaturas de modo que である (de aru) termina siendo だ (da), じゃ(ja) o incluso や(ya). Hay un interesante mapa donde vemos en qué zonas se usa una u otra abreviatura en la Wikipedia. He puesto en verde discontinuo las transformaciones que señalan estas abreviaturas y contracciones. Nota: Se puede usar である (de aru) pero suena muy académico, frío y oficial. Estas variantes menos usadas están en gris en el diagrama. 
  3. La educación (en el sentido de ser respetuoso) es muy importante en el japonés y hay varias maneras de conseguirla. En la cópula tenemos dos: usar la forma ます(masu, es una forma del verbo que lo hace más educado) o usar un verbo más educado como ござる (gozaru=ser, en versión mucho más educada). En el primer caso tenemos であります(de arimasu) o bien でございます(de gozaimasu) según el verbo que usemos. No se usa el verbo ござる (gozaru) sin la terminación ます(masu). En el diagrama, he puesto el fondo en verde cada vez más oscuro según aumenta el grado de educación. He puesto en azul las transformaciones que aumentan el grado de educación.
  4. Las contracciones y abreviaturas hacen de であります(de arimasu) la cópula educada usual です(desu).

Siguiendo con el análisis nos encontramos con la explicación a la extraña tabla de la negación donde aparecen siempre, al menos, dos variantes. Las razones que imagino son las siguientes.

  1. En vez de la partícula で(de) se usa では(dewa) en la negación (ver esta página para saber el porqué). En el diagrama he puesto en rojo las transformaciones que introducen negación y he enmarcado en rojo las formas negadas de la cópula. Esta partícula se abrevia coloquialmente a じゃ(ja) y coincide con una de las abreviaturas que teníamos (para liar algo la cosa). Así, para negar である (de aru), con la negación del verbo ある(aru) que es ない(nai) y usando la partícula では(dewa) obtengo ではない(dewa nai) o じゃない(janai) coloquialmente. Justo lo que esperábamos viendo las páginas web de arriba. Nota: Se puede usar ではない(dewa nai) pero de nuevo suena oficial, frío y académico.
  2. En las formas educadas tenemos una dualidad extra. Al tener el verbo (aru o gozaru) y la terminación ます(masu) podemos o bien negar uno o bien negar el otro. Si dejamos el verbo tal cual y usamos la negación de ます(masu) que es ません(masen) obtenemos ではありません(dewa arimasen) o su versión con ja じゃありません(ja arimasen). Con el verbo supereducado ござる (gozaru) obtenemos ではございません(dewa gozaimasen) y じゃございません(ja gozaimasen).
  3. Si negamos primero el verbo obtenemos (ver el punto 1) ではない(dewa nai) o じゃない(janai) pero terminan en い(i) por lo que no son verbos. Sin embargo, el verbo negado  ない (nai) puede volverse a declinar dado que al acabar en い(i) es como si fuera un adjetivo. Una forma de declinar los adjetivos es ¡añadiendo una cópula para hacerlos más educados! Así que usamos la recursividad y añadimos la cópula educada です(desu) a la negación no educada じゃない(ja nai) para obtener el último caso que nos muestra la página:  じゃないです(ja nai desu).

Esto de la recursividad en las cópulas japonesas es curioso porque hay múltiples combinaciones posibles para decir y conjugar lo mismo. De hecho, lo único que hace que se usen ciertas combinaciones y no otras es la frecuencia de uso. Por esa razón Collin McCulley añade unos números que parecen ser los resultados encontrados en Google hace algunos años. Buscando y rebuscando he encontrado un foro en la página de Tae Kim donde han puesto muchas de las combinaciones posibles (se usen realmente o no).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada