viernes, 11 de septiembre de 2009

Herencia y subtipo

Hoy en día en los lenguajes orientados a objetos es común hacer cosas del tipo

class A { int x; };

class B: public A { int y; };

Y decimos que la clase "B" hereda de la clase "A" y por lo tanto puedo usar "B" en cualquier sitio donde pueda usar "A". ¿Seguro?

Esto es erróneo y el ejemplo es claro arriba. La clase "A" ocupa el tamaño de un entero mientras que la clase "B"  ocupa el tamaño de dos por lo que es imposible usar la clase "B" en un espacio donde estaba la clase "A" porque no cabe.

Esto me lleva a pensar que subtipo (sustitución) y herencia (derivación de clases unas de las otras) no son completamente equivalentes. Muchos lenguajes lo ocultan mediante la prohibición de tener acceso directamente a las clases y sólo se pueden usar punteros o referencias a los objetos de las mismas (y el lenguaje se encarga de la gestión de memoria para que no podamos hacer cosas raras). Por ejemplo, Java y C# siguen este paradigma.

En otros lenguajes donde sí se puede acceder directamente a los objetos de las clases ocurren otros tipos de problemas indeseables como el slicing. Ahí están las grietas que separan subtipado de herencia. De hecho, la herencia ¡es una composición! La magia radica en que es una composición especial (usualmente la clase base es el primer miembro oculto de la clase hija) y los símbolos de la clase padre se importan subrepticiamente a la clase hija. De esta manera, cualquier uso de los miembros de la clase padre se corresponden con los mismos miembros de la clase hija. Esto es lo que da esa apariencia de sustitutibilidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada